Código ético

A lo largo de nuestros más 60 años de historia hemos atravesado distintas etapas de crecimiento, consolidación y transformación. Durante este tiempo, aunque Meliá y sus valores han evolucionado, nuestra naturaleza de empresa familiar ha permanecido inalterable.

Esta evolución nos ha permitido revisar y mejorar el marco de comportamiento de la Compañía, alineándolo con los nuevos valores y los compromisos de Meliá, con el objetivo de garantizar su cohesión, la protección de todos nuestros empleados y continuar reforzando una relación de largo plazo con todos nuestros Grupos de Interés.

Estos compromisos son, precisamente, el hilo conductor establecido para su elaboración y la base de la relación de confianza y orgullo de pertenencia que queremos establecer con todos ellos.

El primer Código Ético de Meliá, aprobado en 2012 y revisado en 2018, integra un conjunto de principios de actuación que ordenan y dan sentido a nuestros valores como Compañía. No es un código sancionador ni una norma más. Supone la cúspide de todo el marco normativo interno que define nuestro modelo de gobierno.

Establece las bases a partir de las cuales las políticas, normas, procesos y procedimientos internos se alinean. Está pensado de forma expresa para orientar la relación ética y los compromisos que, como Compañía, hemos asumido con nuestros Grupos de Interés.

Descargar el Código Ético - Versión en Español

Descargar el Código Ético - Versión en Chino

Descargar el Código Ético - Versión en Indonesio

Descargar el Código Ético - Versión en Alemán

Descargar el Código Ético - Versión en Italiano

Descargar el Código Ético - Versión en Portugués

Descargar el Código Ético - Versión en Inglés

Descargar el Código Ético - Versión en Brasileño

 

Si tienes conocimiento de alguna conducta (activa o pasiva) contraria al contenido del Código Ético, o de cualquier otra normativa interna, puedes presentar la correspondiente denuncia a través del Canal de Denuncias.

Las denuncias o reclamaciones que se presenten serán tramitadas por el Comité de Ética, que es un organismo independiente que tiene como función principal la gestión de las denuncias o reclamaciones presentadas a través del Canal de Denuncias.